domingo, mayo 26, 2024
InicioGeneralEl estereotipo de la Edad Media asentado en la cultura audiovisual.

El estereotipo de la Edad Media asentado en la cultura audiovisual.

Desde La Biblioteca de Clío, Sergio Ortolá hace una maravillosa aportación a la divulgación histórica con episodios apasionantes y reveladores. Con Caballeros, espadas y píxeles, Sergio da un paso hacia el mundo literario para hablarnos del estereotipo más asentado de la Edad Media en el mundo Audiovisual. Conocemos un poco más sobre su proyecto:

¿Cuál fue el detonante para escribir Caballeros, espadas y píxeles?

Me fascina la Edad Media. Desde hace años, y, sobre todo, desde que empecé mi labor como divulgador en redes sociales, he visto cientos de veces cómo se ha utilizado la Edad Media como un sinónimo de oscurantismo, barbarie y suciedad. Con el tiempo, una idea fue abriéndose paso en mi día a día: «Necesitamos una obra de divulgación histórica que rompa con los tópicos sobre la Edad Media y a la vez pueda atraer a todo tipo de público». Y pienso que el mejor modo es a través de nuestra cultura audiovisual (películas, series y videojuegos, principalmente), porque vivimos en la época de los servicios de streaming y consumimos una cantidad ingente de contenido histórico, muchas veces sin saberlo. De ahí surgió la idea para Caballeros, espadas y píxeles.

Después de años de divulgación histórica en las redes sociales, ¿cómo ha sido el proceso de adaptación al formato del libro?

Desde hace 4 años, tengo un blog (bibliotecadeclio.es) en el que escribo (y recibo) artículos de todo tipo sobre divulgación histórica. El paso al libro era una evolución natural que tarde o temprano tenía que asumir. Sin embargo, tengo presente que, aunque me gusta tener cierto tono humorístico, no es lo mismo escribir en Twitter/X que en un libro de Historia, pero se hace lo que se puede para no sacrificar mi voz como escritor a cambio de un rigor histórico que siempre tengo en el horizonte de mis escritos.

¿Conoces otras publicaciones sobre la representación de la Edad Media en la cultura audiovisual? De ser así, ¿qué podemos esperar encontrar en tu libro que no podamos encontrar en esos otros análisis?

En verdad, existen libros que analizan películas de temática medieval (como Del Castillo al Plató del año 2017), que tratan series (como El mundo medieval en Juego de Tronos de Desperta Ferro) o que se centran en videojuegos como Assassin’s Creed. Aun así, falta una obra de síntesis que permita poner en común esos elementos que se utilizan a lo largo de los audiovisuales y que consumimos a diario. Ese es el vacío que pretendo llenar con la mejor de mis intenciones, y manteniendo la debida honradez que requiere un libro de Historia.

Ya cuentas con 56 mecenas que se han sumado a la campaña, ¿cuál ha sido tu estrategia para promocionar tu proyecto y qué consejos darías a otros autores que buscan financiar sus publicaciones de esta manera?

Creo que lo principal siempre es el componente humano. Somos humanistas y siempre debemos de tener en cuenta que lo importante son las personas y los lazos que creamos entre nosotros. No solo me refiero a otras personas que se dedican a la divulgación histórica, sino a todos esos seguidores que llevan siguiendo mi contenido desde el primer momento. La confianza que nos otorgamos las personas es el motor que mueve el mundo. Por ello, conócete, conoce a tu público y mantén cerca de ti a las personas que te aporten cosas buenas en tu vida. Toda esa confianza mutua se convertirá en un sólido pilar sobre el que cimentar tu proyecto.

¿Cómo crees que la representación de la Edad Media en las películas, series y videojuegos ha moldeado la percepción popular de esta época histórica?

El arte siempre ha representado el pasado desde el punto de vista de su misma época. Han volcado sobre el pasado todos sus prejuicios, inquietudes y deseos. Esto se ha traducido en una representación, entre otras épocas, de la Edad Media muy condicionada por la visión que tenían de esta edad histórica en el Renacimiento o la Ilustración. De aquí que las películas, series y videojuegos hayan seguido una guía visual y estética similar a la historiografía de su época. También es cierto que esta visión historicista del pasado no es estática, sino que se ajusta a cada época y a los intereses de cada sociedad. Por eso es tan importante estudiar estos medios artísticos, para comprender los prejuicios, inquietudes y deseos volcamos hoy en día sobre el pasado medieval.

Uno de los capítulos de tu libro se centra en la representación de la mujer medieval en la cultura audiovisual. ¿Podrías adelantarnos algo sobre esto?

A pesar de los esfuerzos desde de grupos de historiadoras inspiradas por el movimiento feminista de sacar a la luz la cotidianidad de las acciones y la agenda propia de las mujeres en la Edad Media, todavía nos encontramos con bastantes resistencias. Parece ser que, todavía, las películas que nos hablan de los roles femeninos siguen representando, en muchos casos, una imagen de la mujer como ente pasivo y supeditado al varón, y que cuando logran imponer su propia agenda, supone un caso excepcional. Por otro lado, la fantasía siempre ha tenido un gran potencial para subvertir los roles de género cerrados que nos impone la sociedad, y es ahí donde veremos las mayores resistencias ante este modelo de femineidad medieval.

En tus RR. SS. vemos cómo la gente se está volcando con tu campaña para su difusión, ¿esperabas esta respuesta?

No, nunca pude imaginarme que me querrían apoyar de este modo. No todo el mundo ha podido, pero cada pequeña ayuda la recibo con una alegría inusitada. Todo el mundo me da ánimos y quiere que logre hacer posible este libro porque saben que es distinto y necesario.

¿Qué papel crees que juegan los videojuegos en la comprensión y la apreciación de la historia por parte de las nuevas generaciones?

Desde bien pequeños, jugamos a todo tipo de videojuegos. Las nuevas generaciones cada vez dependen más de los smartphones, el ordenador y las videoconsolas para completar su proceso de ocio y aprendizaje social. Por eso, es primordial educar en un uso adecuado de las tecnologías que tienen a su alcance, así como ser críticos con las fuentes audiovisuales que se les presentan. A pesar de que la historia pueda parecer que no es popular entre nuestros jóvenes, la consumen de muchos modos, aunque no sean capaces de discernirlo en algunas ocasiones.

Después de tantos años dedicados a la historia, ¿cuál es tu mayor deseo con la publicación de este libro?

Mi principal deseo es contribuir a la divulgación histórica como humildemente pueda. Mi objetivo siempre, en cualquier actividad que desempeño, siempre es dejar las cosas mucho mejor de lo que me la he encontrado. Esto lo aplico desde cuando voy al monte y recojo la basura que me encuentro hasta cuando hago divulgación histórica. Pero, sobre todo, busco enseñar a las nuevas generaciones que la historia es divertida y necesaria para crear un presente y un futuro mejor.

Para aquellos que aún no se han sumado como mecenas de tu proyecto, ¿qué les dirías para que se sumasen y reserven su ejemplar?

La divulgación histórica necesita proyectos llenos de ilusión y esperanza. En un mundo donde somos “esclavos de las imágenes” y el futuro es incierto, necesitamos libros como el mío, en el cual comprender la actualidad a través del pasado. Si eres gamer, cinéfilo o seriéfilo, este es el libro sobre la Edad Media que siempre has necesitado. Ayuda a que no sea solo un deseo y se pueda convertir en una realidad.

¡Hazte ya con tu ejemplar de Caballeros, espadas y píxeles! Así contribuirás a una mejor divulgación histórica. Hazte mecenas en su página de campaña.

RELATED ARTICLES

LO MÁS LEÍDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS