miércoles, octubre 27, 2021
InicioRECURSOSEscribirPlot twist: el giro que llevará tus historias al siguiente nivel

Plot twist: el giro que llevará tus historias al siguiente nivel

¿Qué es un «plot twist»? ¿Qué tipos hay? Descúbrelo, inspírate y úsalo en tus próximas historias.

¿Qué es un plot twist?

Un plot twist o giro argumental es un cambio radical e inesperado de la trama. Normalmente se presenta cerca del final de la obra y provoca un cambio dramático en el objetivo de los personajes. En otras palabras, un plot twist es un suceso que nadie esperaba y que da un giro de 180º a la historia. 

Se usa para añadir tensión a la narración. La sorpresa y la incertidumbre de no saber cómo va a afectar este suceso a la trama provocan que el lector o el espectador centre su atención y sienta urgencia por conocer el desenlace. 

Ludus retos escritura
Aplica los distintos tipos de plot twist en los Retos de escritura

Tipos de plot twist

Por efecto de la construcción narrativa

Un narrador no fidedigno permite engañar al lector construyendo la trama sobre una serie de mentiras o de malas interpretaciones que se desvelan al final de la obra. 

Algunos ejemplos de este tipo de giro son El asesinato de Roger Ackroyd, de Agatha Christie, Los renglones torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena o Shutter Island, de Dennis Lehane, donde se plantea un narrador acusado injustamente de sufrir trastornos mentales, de modo que se pone en duda su fiabilidad.

En estos casos, el lector confía en el narrador y sigue su historia apoyando a su protagonista. Sin embargo, en un momento dado, descubre que ha sido engañado y que debe reinterpretar todo lo que ha ocurrido. 

Imagen de Vojtěch Kučera en Pixabay 

Analepsis o discontinuidad narrativa o temporal

Este tipo de plot twist puede darse de numerosas maneras. Uno de los ejemplos más claros es la retrospección de Crónica de una muerte anunciada, de Gabriel García Márquez, en la que la trama se inicia por el final y culmina en el acontecimiento que le dio origen. 

También es posible introducir flashbacks o flashworwards que complementan la trama con recuerdos o con acontecimientos futuros. Así, estos paréntesis suponen un cambio en la percepción que el lector tiene de la trama. Encontrarás un ejemplo de este tipo de giro en La escalera de Jacob, de Julio Cortázar, donde se entremezclan los recuerdos con la realidad y se duda de la diferencia entre el mundo real y el delirio. 

Imagen de Michal Jarmoluk en Pixabay 

Otro tipo de plot twist basado en la analepsis consiste en desvelar que el protagonista ha provocado la trama que se desarrolla en la obra. A esta categoría se la denomina como Banda de Möbius en referencia a la cinta que tiene una sola cara y cuyo origen es su final. Un buen ejemplo es la obra experimental La Jetée, de Chris Marker, que inspiró la película Doce Monos. En este caso, es el protagonista quien viaja en el tiempo y provoca los acontecimientos que desencadenan su propio viaje en el tiempo.

Imagen de paula bassi en Pixabay 

Anagnórisis o descubrimiento

Numerosos autores han usado el descubrimiento para realizar giros de la trama de sus obras. Uno de los métodos para sorprender al lector o espectador consiste en revelar que el protagonista no está vivo. El ejemplo que nos viene a todos a la cabeza es la película El sexto sentido, pero también podemos encontrar este tipo de plot twist en libros como El tercer hombre, de Graham Greene. 

Una variante de este método es la disociación de identidad en la que el protagonista descubre que su némesis es él mismo. Chuck Palahniuk la lleva magistralmente a cabo en la novela El club de la lucha, que fue adaptada al cine por David Fincher. Otro gran ejemplo de este tipo de plot twist es la película de Alfred Hitchock Psicosis, basada en la novela homónima que descubre que la madre de Norman Bates está muerta y que es su hijo quien adopta su personalidad. 

Imagen de Free-Photos en Pixabay 

También puede realizarse la variante de la clonación, en la que un personaje es el clon de otro. En el relato Impostor, de Philip K. Dick, adaptada al cine como Infiltrado, se juega con la clonación y la amnesia para generar un giro final muy convincente. 

La anagnórisis permite un sinfín de variantes que observamos recurrentemente en el cine. Desde la realidad simulada de Matrix al efecto timador de Nueve reinas, los autores guardan ases en la manga que pueden cambiar la mirada con la que el espectador estaba siguiendo la trama. Por otro lado, en Una mente maravillosa, se hace uso de la paranoia para realizar un giro a mitad de la trama y cambiar la percepción del protagonista. 

Otra fórmula para generar sorpresa es jugar con las líneas temporales. Por ejemplo, pueden mostrarse dos tramas que parecen coexistir, pero que pertenecen a distintos tiempos. También puede hacerse creer al lector que está observando un momento temporal cuando en realidad se trata de otro. Cómo no pensar en El planeta de los simios, novela de Pierre Buelle llevada al cine en 1963 por Franklin J. Schaffner. 

Imagen de anncapictures en Pixabay 

Elementos intrínsecos

Los elementos de la trama pueden suponer un giro argumental en numerosas ocasiones. El escritor ruso Antón Chéjov manifestó que no se debe introducir un rifle cargado en un escenario si no se tiene intención de dispararlo. Este concepto se introduce en su obra Tío Vania o en la película Cadena perpetua, en la que el protagonista adquiere un martillo al principio de la trama y, al final, se descubre que lo ha estado usando durante años para cavar un túnel. 

Otra forma de utilizar los elementos de la trama para generar un plot twist es introducir pistas falsas que desvíen la atención del lector hacia una solución incorrecta. Un gran ejemplo es el episodio A través del espejo, de la serie Perdidos, en el que se induce a creer que se están mostrando recuerdos cuando en realidad se trata de imágenes del futuro. 

Elementos circunstanciales

Puedes aplicar la justicia poética y la ironía para sorprender al lector castigando a tu protagonista. Este giro debe tener una relación intrínseca con el desarrollo de la trama, como O. Henry hace en Regalo de reyes. En este relato, cada protagonista renuncia a lo que más quiere para hacer un regalo a su pareja y descubre que el regalo está relacionado con algo que ya no tienen. 

También puedes resolver el final con la intervención inesperada de un ser una fuerza superior. Esta estrategia deux ex machina se puede observar en obras del teatro griego clásico. Sin embargo, aunque en literatura ya no es una estrategia común, sí lo es en el cine. Por ejemplo, en El mago de Oz, Dorothy tropieza con un cubo de agua y desintegra a la bruja. En Parque Jurásico los protagonistas se encuentran rodeados de velocirraptores cuando aparece el T. rex al rescate. Por último, en Harry Potter y la cámara de los secretos, el fénix Fawkes aparece de pronto con el Sombrero seleccionador del que Harry saca la espada de Gryffindor para vencer al basilisco.

Foto de Gerhard Lipold en Pexels

Por último, no podemos dejar de mencionar el concepto cliffhanger, que se refiere a una situación sobrevenida que deja al protagonista en una situación complicada. Esto deja al lector inmerso en la incertidumbre y es muy común en las series de televisión. Sin embargo, no es un concepto moderno. Este recurso se utilizaba a menudo en las novelas editadas por entregas de Siglo XIX y principios del XX. También puede verse en finales de capítulos o en los libros que forman las distintas entregas de sagas. 

¿Has pensado en la tremenda combinación que pueden tener un plot twist y un buen arco de transformación de personaje? No te pierdas el artículo del arco de personaje y lleva tus historias al siguiente nivel.

Con esta información tienes nuevas herramientas y recursos que aplicar en tus textos. ¿Te atreves a aplicarlos en los retos de escritura? ¡A ver cómo nos sorprendes!

Ludus retos escritura
Retos de escritura
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS LEÍDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS