sábado, mayo 15, 2021
InicioUncategorized“Luchar contra la injusticia produce incluso placer físico”

“Luchar contra la injusticia produce incluso placer físico”

Siete y media de la tarde, la sala abarrotada y el típico murmullo de nerviosismo e interés ante una de las mejores charlas que recordamos. Mujeres al frente consiguió ayer adentrarse en cada uno de nosotros, hacerse un hueco y ponernos a pensar.

Lula Gómez, octava heroína de un libro en el que narra la historia de siete mujeres y su encarnizada lucha contra el patriarcado y por la paz, se encontraba flanqueada a izquierda y derecha por ponentes de excepción. Esa suerte de ponentes que no necesitan presentación, pero uno lo hace por si pilla a algún lector despistado. Magda Bandera (directora de La Marea), Antonio Rubio (periodista y director del Máster de Periodismo de Investigación de la URJC) y Baltasar Garzón (ex magistrado y asesor del Tribunal Penal Internacional).

Hablar de paz conlleva inevitablemente a hablar de guerra, por contraposición o sucesión temporal, porque una se construye con la ausencia de la otra. Ayer pudimos hacerlo, con el foco puesto en Colombia, en sus mujeres y en un periodismo intencional que busca cambiar la realidad. Ayer pudimos deleitarnos con Mujeres al frente.

Lula nos contaba cómo este proyecto nace del enfado ante unas grandes cabeceras a las que no interesaba demasiado el tema y miraban con indiferencia estas historias de vida y superación. “Luchar contra la injusticia produce incluso placer físico”, apuntaba Garzón en esta frase asociada a Madame de Staël. Con estos ingredientes, escasos medios, una buena dosis de coraje y amor por la profesión y esa pizca de locura que es necesaria para cualquier gran idea, Lula hizo la maleta y se dirigió a Colombia para hacer realidad su proyecto.

Patricia Guerrero, Nelly Velandia, Mayerlis Angarita, Luz Marina Bernal, Beatriz Montoya, Vera Grabe y Luz Marina Becerra son sólo los nombres de las siete heroínas protagonistas de este libro. Detrás de cada una de ellas hay una historia que merece ser contada. “No fue nada fácil contactar con ellas”, cuenta Lula. Al tratarse de mujeres amenazadas, tuvo que ganarse su confianza.

“Cuando las miro y las escucho, siempre me dejan impresionada. La sabiduría que desbordan es sobrecogedora. Yo siempre lo digo, cualquiera de ellas podría ser Presidenta. Luchan contra el patriarcado, contra un sistema en el que impera la ley del más fuerte, ya sea hombre blanco, rico… batallan por un país más justo, más diverso y más igualitario”.


El proceso de paz en Colombia es el primero en el que se ha tenido en cuenta la perspectiva de género y el primero en el que las mujeres han podido tener voz y han trasladado al centro del debate su situación a la hora de establecer las bases de la paz. “El cuerpo de las mujeres ha sido siempre convertido en territorio de guerra”, apuntaba Magda. Es hora de que eso cambie.

El exmagistrado Baltasar Garzón, buen conocedor de la realidad colombiana como asesor del país en materia de Derechos Humanos, daba una escalofriante cifra que ahondaba en las palabras de Magda: 731 feminicidios en Colombia en 2016. Una barbarie de tal magnitud donde las mujeres han sido columna vertebral del destrozado cuerpo social del país.

Magda señalaba que el patriarcado mata, como lo hace la guerra y la indiferencia. Esta última, movida por la apatía a actuar de quienes no se ven entre las víctimas de un conflicto que cuenta ya cincuenta años. “Si dedicásemos veinte minutos a cada víctima o verdugo de esta guerra, de forma consecutiva y sin descansar ni de día ni de noche, tardaríamos 87 años en escucharles a todos. Toda una vida.” sentenciaba Garzón.

El día en que Juan Manuel Santos era galardonado con el premio Nobel de la Paz, las opiniones entre la sociedad colombiana se encontraban divididas. Lula se puso en contacto con Luz Marina para pulsar su opinión al respecto. “Hoy estamos más cerca de la paz”, espetó. Es este coraje y esta determinación por una convivencia pacífica tras las barbaries cometidas, lo que mueve y emociona a cualquiera que escuche su historia. No cabe duda, la guerra es el gran enemigo. La guerra siempre será un enemigo.

La ciudad de las mujeres, los falsos positivos o el futuro del país tras la derrota en el plebiscito fueron, además, temas sobre los que ayer pudimos vislumbrar algo de luz y que se desarrollan en las páginas del libro. El público tomó la palabra en el turno de preguntas y de la mano de Luis de Benito y dos mujeres colombianas que ocupaban los asientos pudimos enriquecer el debate y escuchar de primera mano testimonios de gente cercana al proyecto.

La charla terminó entre aplausos de un público que salió de aquella sala quizá con las mismas dudas, metas y sueños con los que había entrado, pero con la convicción de que las mujeres han sido, son y serán imprescindibles para lograr la paz. Unidos en el convencimiento de que es indispensable tener Mujeres al frente.

Tanto si estuviste ayer y te supo a poco, como si no estuviste pero hubieses deseado estar, te invitamos a hacerte mecenas de este gran libro. Tan sólo tienes que pinchar aquí: http://bit.ly/2lLuoRF

https://soundcloud.com/libroscom/charla-mujeres-al-frente-urjc

Libros.comhttps://libros.com
Somos una editorial que apuesta por un modelo más democrático en la industria del libro. Utilizamos el crowdfunding para desarrollar nuestros proyectos editoriales, y establecemos una relación más justa y transparente con nuestros colaboradores.
RELATED ARTICLES

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Most Popular

Recent Comments