sábado, julio 2, 2022
InicioCOMUNIDADAutoresConstruyendo HOGAR

Construyendo HOGAR

Mediante entrevistas, encuentros, conversaciones, Carla Fibla analiza nuestro entorno diario y nos invita a plantearnos si la sociedad española es integradora. ¿Dónde queda el hogar cuándo alguien tiene que huir?

Carla Fibla García-Sala

La vida de las personas depende y se basa en las redes que se van tejiendo a lo largo de la misma, en diferentes momentos, y tirando de ellas de forma mecánica o automática cuando la situación se complica. Al detenernos a reflexionar sobre ello, nos damos cuenta de que las redes lo sostienen todo, son las que nos permiten crecer, mejorar y desarrollarnos como seres humanos.

Hablo de redes, presenciales y virtuales, de alcance local, nacional, internacional o global, porque hoy, Día Mundial de las ONG, es interesante reconocer la labor que realizan en la creación de plataformas, acompañando, asesorando e intentando que las personas que llegan a nuestro país construyan un espacio propio, algo que incluso puedan llamar hogar.

Cuando empecé a crear la estructura del libro Mi hogar es cualquier parte apareció con claridad la presencia de iniciativas, acciones, proyectos en los que la migración se planteaba como un valor añadido a nuestra cotidianidad. Supe, rápidamente, que sería una parte práctica muy importante de la guía-libro de consulta que tenía en la cabeza. Lo siguiente surgió de forma natural, cuando hice los primeros viajes y al contactar, sobre la marcha, con asociaciones o acudir a lugares sobre los que había leído en las redes sociales. Como si estuvieran coordinados, en cada lugar (Valencia, Barcelona, Bilbao, Madrid y Girona) me atendían y recomendaban que siguiera visitando a otras organizaciones y conociendo a más personas que, a su vez, me proporcionarían más nombres, una red infinita en la que estaban dispuestos a compartir lo que están haciendo. La satisfacción fue absoluta en cada uno de los lugares que logré visitar antes de que la pandemia del covid-19 abortara también mi nutrida agenda de desplazamientos hacia el sur, o con destino a las islas Canarias y Baleares. Al regresar a mi hogar pasaba un tiempo extrayendo la información de las libretas repletas de nuevos contactos sobre los que indagar, a los que por falta de tiempo no había llegado a conocer. Los nombres de particulares y los proyectos se multiplicaban cuando explicaba que, tras más de 20 años cubriendo para medios de comunicación movimientos de personas entre África y Europa, estaba convencida de que la migración es una de las experiencias y realidades más positivas y enriquecedoras que puede experimentar una persona.

Mi hogar es cualquier parte es una invitación abierta y sin límites a vivir esa experiencia de la forma que cada uno o una elija. También a estar informado, escuchar todas las opiniones y recordar los hechos y datos, para ser capaz, precisamente  de crear un juicio propio, y posicionarse ante lo que está ocurriendo. Tomar conciencia y que cada uno o una decida hasta donde quiere implicarse, qué le hace reaccionar, qué le motiva y obliga a no permanecer indiferente ante la violación de derechos humanos básicos que sabemos que se están produciendo, aunque nosotros sí tengamos la vida resuelta, es el principal objetivo de este libro. Es lo que pretende remover Mi hogar es cualquier parte desde el respeto absoluto y el agradecimiento a los que me dedicaron su tiempo y creyeron que este proyecto era necesario que viera la luz.

Conocía de dónde venían, era consciente del arduo y a menudo cruel recorrido que realizan, pero no imaginaba que hubiera tanta gente trabajando y dedicando su tiempo, muchas veces de forma desinteresada; todos ellos conscientes de esa riqueza que aportan a nuestra sociedad los que no han nacido aquí, pero forman parte de nuestra sociedad, intentando realizarse como cualquier otro ciudadano para alcanzar una vida digna. No verles, no respetarles, no compartir el espacio con ellos es un gran error. Y en Mi hogar es cualquier parte cuento por qué.

Hazte con tu ejemplar de «Mi hogar es cualquier parte»

Carla Fibla nos ofrece en esta obra un acercamiento emocional y riguroso de lo que significa ser migrante en una sociedad en constante flujo de personas enriquecedoras que reconstruyen los conceptos de pertenencia y territorialidad.

Visita la tienda de LIBROS.COM y hazte con tu ejemplar de «Mi hogar es cualquier parte» 👇

LIBROS.COMhttps://libros.com
Somos una editorial que apuesta por un modelo más democrático en la industria del libro. Utilizamos el crowdfunding para desarrollar nuestros proyectos editoriales, y establecemos una relación más justa y transparente con nuestros colaboradores.
RELATED ARTICLES

LO MÁS LEÍDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS