jueves, diciembre 1, 2022
InicioCOMUNIDADAutoresPublicar por primera vez: siempre hay opciones

Publicar por primera vez: siempre hay opciones

Acabas de escribir tu primer libro. Lo has hecho por puro amor a la disciplina que practicas. Lees, escribes y comentas con amigos y familiares sobre el borrador que tienes en tus manos, pero nunca has pensado en publicarlo porque ¿quién se fijaría en una obra de un autor novel? Este es el proceso que vivió la autora del poemario «Bañando a mi pez», Celia Sánchez, hasta que se puso en contacto con LIBROS.COM y dio vida a su primera obra publicada.

Celia Sánchez Morrón

El primer correo que me llegó en respuesta a la publicación de mi primer libro, realmente pensé que era una de esas respuestas automáticas que te llegan, por ejemplo, al aplicar a un puesto de trabajo. Era imposible que, de un día para otro, me respondieran. Y… estaba totalmente equivocada. No era un email automático. Alguien se había molestado en responder a mi propuesta y, para más sorpresa, estaban interesados en tener una reunión para hablar un poco más sobre Bañando a mi pez, mi poemario. Esto fue el inicio de un camino de trabajo y mucho esfuerzo por sacar adelante la publicación de “mi pequeño”.

Ahora que Bañando a mi pez ha salido a la luz tras varios meses de trabajo con LIBROS.COM, una campaña de crowdfunding y todo un proceso de edición posterior, puedo empezar a mirar atrás y contar, con más calma, cómo es la experiencia (mi experiencia) de publicar un libro por primera vez. 

Como ya mencionaba más arriba, el camino empieza con un simple email. Pueden ser muchos, pueden ser pocos…cada caso es distinto. Y cuando digo email puede ser un mensaje privado, una llamada… Lo importante es esa primera toma de contacto y el valor que supone enfrentarse a posibles “no” pero, aun así, lanzarse.

Escribir por placer está muy bien. Pero el comienzo para publicar no está tan basado en el placer de la escritura: está basado en las oportunidades. Ser autor es complicado debido a la alta competencia, entre otras muchas cosas. Ser autor novel es lo mismo, pero más difícil ya que hay una barrera adicional: el anonimato. Nadie, o muy pocos, te conocen como autor o autora. Y ese es el mayor reto: abrirse camino y darse a conocer.

Las herramientas para esto no son sino, como es obvio y especialmente para jóvenes, internet. En las redes sociales se encuentran la mayoría de las oportunidades que puedes encontrar, pero también son una ventana o escaparate perfecto para que te vean a ti. Es decir, te pueden servir como herramienta para buscar posibles editoriales, marcas o personas que te ayuden en tu cometido de publicar, o pueden ser tu hoja de presentación ante esos contactos que te gustaría hacer y a hacer que ellos lleguen a ti. 

Mi experiencia fue la primera: encontré la editorial que cambiaría mi agenda durante los próximos meses a través del perfil de un antiguo compañero de clase. El ver cómo conseguía publicar su propio libro me llevó a preguntar(me) si mi proyecto también merecía ver la luz. Al estudiar Periodismo, siempre me he intentado mantener un tanto al margen de hacerme ver pero nunca he parado de llamar a puertas (casi todas virtuales, para qué engañarnos).

Una vez entendido que es fundamental hacer contactos, es donde se pone en marcha la estrategia. No hace falta un cuaderno, ni ‘bullet points’ en los que anotar objetivos, lo que hace falta es empezar a actuar. Desde mi experiencia existen, dos maneras de pasar a la acción en este camino de publicar tu libro. La autopublicación y edición o la búsqueda de una editorial que te publique. 

La primera opción proporciona una mayor inmediatez, no hay duda. Hay suficientes plataformas ahí fuera para que publiques tu historia de un día para otro y empieces a vender ejemplares, y suficientes formas de, por ejemplo, hacer tu propio blog. 

La segunda opción requiere más paciencia y, probablemente más puertas cerradas. En cambio, si se alcanza puede poner un mayor número de recursos muy útiles a tu alcance: acceso a mercados más específicos y a más personas con interés en la lectura, más contactos, etc.

¿Qué quiere decir esto? Que ambas opciones para publicar son válidas, pero cada una tiene sus pequeños “asuntos”. Autopublicar te permite el control total de tus ventas, tus procesos, de todo. Sin embargo, puede desembocar en libros a precios bajos, y por tanto beneficios bajos. También, a veces, en una falta de controles de calidad en manos de otros profesionales, tan necesario (a veces) para tener la mejor de las obras. 

Otra opción es publicar con una editorial (una que crea en sus autores y no busque absorber casi todos los beneficios de estos). Es, en cambio, una opción no tan accesible, y requiere de más tiempo y paciencia hasta llegar a la publicación, pero también supone, el apoyo de un equipo de profesionales y muchas más manos y cerebros con los que trabajar.

Bajo mi experiencia, publicar con LIBROS.COM me ha permitido lo mejor de ambos mundos: el control de mi obra, muchas manos juntas y hombros en los que apoyarse (y llorar un poquito cuando hacía falta). Para publicar Bañando a mi pez, como ya decía, supuso primero poner el libro ante una campaña de crowdfunding con la que conseguir la financiación que necesitaba el libro para poder ser corregido, editado, maquetado, impreso y más tarde distribuido. No es un método tradicional, pero combina ese poder de decisión de un escritor/a sobre su obra, con la energía y salto que te puede brindar el equipo adecuado. Un salto no a muchísima gente, sino a la audiencia correcta, a esas personas que van a comprar tu libro. Editores, correctores, diseñadores gráficos… Personas con todos esos trabajos (y un buen corazón) estuvieron ahí para apoyarme en cada momento y lo siguen haciendo con cientos de autores noveles cada día.

Ahora Bañando a mi pez está disponible en varias librerías, en la tienda de LIBROS.COM y, con un poco de suerte, pronto en algunas bibliotecas. Y yo, ahora, estoy descifrando cuáles serán los próximos pasos por los que voy a luchar como autora novel y, para más inri, de poesía, un género que no siempre despierta el mismo interés como puede ser una novela. 

Sea cual sea tu estrategia o tu forma de llegar, lo importante es no dejar de intentarlo, porque todas las oportunidades llegan. Te lo digo yo, que empecé escribiendo en mi blog, que tenía el mismo nombre que ahora tiene mi poemario, cuando tenía trece años.

Gracias por tu tiempo.

Hazte con tu ejemplar de «Bañando a mi pez»

Un poemario para reflexionar sobre la importancia de prestar atención a nuestros deseos, a nuestro cuerpo, y parar. Parar para tomar impulso.

Con una voz a primera instancia infantil y un lenguaje transparente, la autora nos va introduciendo en lo que significa ese pez del título, ese pez refugio, ese pez casa.

Visita la tienda de LIBROS.COM y hazte con tu ejemplar de «Bañando a mi pez», la primera obra de Celia Sánchez Morón 👇

LIBROS.COMhttps://libros.com
Somos una editorial que apuesta por un modelo más democrático en la industria del libro. Utilizamos el crowdfunding para desarrollar nuestros proyectos editoriales, y establecemos una relación más justa y transparente con nuestros colaboradores.
RELATED ARTICLES

LO MÁS LEÍDO

ÚLTIMOS COMENTARIOS